Centro Municipal de Salud de Tres Arroyos

Artrosis ¿Que hay que tener en cuenta?

Volvio el frio y parece que algunas enfermedades recrudecen. Es el caso de la artrosis?

La artrosis es una de las  enfermedades  articulares más frecuentes.

 Es un “desgaste” del cartílago articular que puede ser progresivo y puede afectar a cualquier articulación, pero las más frecuentes son las de las manos, las rodillas, las caderas y la columna vertebral (cervical y lumbar).

La artrosis no es una enfermedad exclusiva de la vejez; cualquiera puede padecerla. Aumenta su frecuencia con la edad, y es más común en la mujer y en personas genéticamente predispuestas pero -aunque muchos de estos factores no se pueden modificar- evitar su aparición y progresión es posible.

Durante las épocas frías, los síntomas de la artrosis suelen empeorar y eso hace que aumenten el número de consultas en el servicio de Traumatologia.

Mejorar la calidad de vida también esta en tus manos!

Te damos un decálogo de recomendaciones, para conocer mejor la artrosis y mejorar tu desempeño en las actividades de la vida diaria:

Manten un peso corporal correcto.

La obesidad es una de las causas de la enfermedad, y además hace que esta progrese más rápidamente. Si está tiene  sobrepeso, realice una consulta al servicio de nutrición de este Centro Municipal de Salud que le dará estrategias para  adelgazar.

Calor y frío.

En general, el calor es más beneficioso en la artrosis. Se puede aplicar de forma casera, con la almohadilla eléctrica o la bolsa de agua caliente colocada  sobre la articulación dolorosa. Alivian el dolor y relajan la musculatura.

 En ocasiones, la articulación artrósica puede tener un intenso brote inflamatorio y, en esas ocasiones, es útil aplicar frío local mediante bolsas de hielo o baños fríos.

 Medicación.

Se disponen de muchos tipos de medicamentos que pueden ser beneficiosos en esta enfermedad. Existen analgésicos, antinflamatorios, geles y cremas, infiltraciones locales y fármacos que pueden evitar la progresión de la artrosis. Debe ser su medico traumatólogo quien los recete.

Hábitos posturales.

Duerma en cama plana. Evite sentarse en sillones o sofás hundidos, y use sillas con respaldo recto, donde sus caderas y rodillas mantengan una posición natural y sus pies estén en contacto con el suelo.

Ejercicio.

El ejercicio protege la articulación y aumenta la fuerza de nuestros músculos. Disminuir al máximo la movilidad, hace que la persona artrósica se convierta en dependiente de los demás. Es bueno caminar, ir en bicicleta y practicar la natación.

No son recomendables los deportes de contacto o de gran sobrecarga física.

Existen también ejercicios específicos para cada articulación que esté afectada por la enfermedad; solicítelos a su médico traumatologo y hágalos diariamente.

Reposo.

No es contradictorio con el punto anterior. La artrosis es una enfermedad que cursa con periodos intermitentes de dolor, y durante las fases con mayor dolor el reposo relativo es beneficioso. También es bueno intercalar pequeños periodos de reposo durante las actividades de la vida diaria.

Evite sobrecargar las articulaciones.

No cargue pesos excesivos, trate de no caminar por terrenos irregulares y no estar de pie excesivamente sin descansar.

Calzado adecuado.

Si tiene usted artrosis lumbar, de caderas o de rodillas, debe emplear un calzado de suela gruesa que absorba la fuerza del impacto del pie contra el suelo al caminar. Esto también puede conseguirse con plantillas o taloneras de silicona que se colocan en el zapato. No use zapatos con taco excesivo. Es preferible emplear zapato plano o con un taco suave.

Mantenga una actitud positiva.

La artrosis, a pesar de todo, permite mantener una vida personal y familiar completa, con muy escasas limitaciones. En los casos más avanzados y de peor evolución, existen tratamientos quirúrgicos que pueden solucionar el problema. La artrosis per se no afecta la vida y los progresos en su investigación y tratamiento son continuos.

En caso de  sufrir dolores articulares, solicite turno con el servicio de Traumatología del Centro Municipal de Salud. 

Turnos para  traumatólogos: los días Lunes – Miércoles- viernes a las 6.00 hs en sector de Admisión del Centro Municipal de Salud.

Otras noticias